Cirugía de Hernias

Cirugía de Hernias Técnica Laparoscópica

En la cirugía de hernia vía laparoscópica técnica TAPP, se realizan dos mini–incisiones de 5mm sobre la piel y otra de 10mm dentro del ombligo. Se efectúa un neumoperitoneo a través del ombligo levantando con gas la pared abdominal, dando así espacio para que el cirujano tenga una visión desde el interior de la cavidad abdominal, mediante una mini–cámara. Así puede identificar los componentes de la hernia por dentro, para poder reducirla y luego reparar el defecto de la pared por donde salió la hernia (anillo herniario) y para reforzar la pared abdominal posiciona una malla especial por dentro, la cual es fijada a la pared abdominal con corchetes especiales, teniendo los mismos buenos resultados que la ténica de la cirugía abierta.

Dentros de las ventajas de la cirugía laparoscópica están:

• No es necesario realizar grandes incisiones en la piel, evitando las cicatrices con mejor resultado estético.
• No es necesario tener que labrar en los músculos, evitando el dolor que a veces es un punto importante dependiendo del paciente.
• Desaparece el riesgo de seromas o colecciones bajo la piel por cirugís con técnicas abiertas.
• Tiene un reincorporación a las actividades de la vida diaria mucho más rápida.
• Permite al cirujano poder visualizar hernias en la exploración intra-abdominal que no habín sido sospechadas (hernias aún pequeñas) hasta en un 25% de los casos.
• Realizar una reparación simultánea de las hernias en un solo tiempo sin aumentar el dolor.

Este tipo de cirugía debe ser realizara por un cirujano experto en la técnica y con conocimientos acabados de los materiales protésicos (mallas) a utilizar según la ubicación y características de cada hernia para obtener óptimos resultados.

Nuestro equipo especialista maneja las diferentes técnicas ambulatorias y menos invasiva para tratar una de las patologías más frecuente en nuestro país.

Dr. Marco Schulz