Cálculos Urinarios

Se producen por condensación y precipitación de sustancias orgánicas e inorgánicas presentes en la orina, se pueden localizar en los riñones, vejiga, uretra y uréteres. Los cálculos urinarios o también conocida como litiasis urinaria afectan más a hombres que mujeres, entre los 40 y 60 años. Es una masa sólida y dura que puede permanecer en el riñón o descender. Si su tamaño se lo permite puede salir naturalmente. También existe el riesgo de quedarse en alguna zona de la vía urinaria obstruyendo el paso de la orina y producir daños severos al riñón, muchas veces de manera silenciosa sin dar síntomas.

Existen diferentes tipos de cálculos renales, que pueden afectar a una persona dependiendo de su estilo de vida, su herencia genética y su metabolismo. Entre los cuáles están:

–Cálculos de calcio: Es uno de los más comunes, se generan por el exceso de calcio y oxalato en la sangre. La causa más común que origina estos cálculos, son los excesos en la ingesta de alimentos que contengan una elevada concentración de calcio y oxalato. Por otro lado existe una causa metabólica relacionada con la actividad de la glándula Paratiroides, que produce la hormona paratiroidea que es la encargada de regular el calcio del cuerpo.

Hay alteraciones en la secreción de esta hormona que pueden llevar al desarrollo de Hiperparatiroidismo, que se traduce en elevación de los niveles de calcio en la sangre, la hormona extrae calcio de los huesos y, éste es reabsorbido por el intestino y el riñón. El riñón participa activamente en el proceso de eliminación de calcio que se encuentra en exceso en la sangre, estas alternaciones originan el depósito de calcio sedimentado en la vía urinaria, formando con el tiempo los cálculos.

–Cálculos de Ácido Úrico: Éstos se forman por el exceso de ácido úrico en la orina, producto de una dieta alta en proteínas (ingesta de carnes rojas). Si la persona sufre de Hiperuricemia (elevación del ácido úrico en la sangre), debe someterse a un régimen dietético y tratamiento medicamentoso de por vida.

–Cálculo Estruvita: Se forman habitualmente luego de una infección crónica del tracto urinario. Están compuestos por magnesio y amonio.

–Cálculos de Cistina: Éstos son hereditarios trasmitidos de padres a hijos, son cálculos compuestos por un aminoácido (cistina), que se concentra y precipita en el riñón, el uréter o la vejiga.

En general los síntomas de litiasis urinaria se manifiestan de forma repentina, éstos pueden ser:

•Dolor: En la zona lumbar, se puede sentir como un cólico en la parte baja de la espalda o en el área costal, llegando al abdomen, ingle incluso en algunos casos se puede expender hacía el área genital a medida que baja el cálculo. Pero no todos los pacientes pueden sentir dolor, hay cálculos asintomáticos que van dañando silenciosamente la vía urinaria.

•Presencia de sangre en orina: La cual puede ser microscópica por lo que no es percibida por el afectado.

•Dificultad al orinar: En algunas oportunidades el cálculo reside en la uretra, impidiendo orinar de forma normal acompañado de dolor.

•Necesidad de orinar con frecuencia.

•Fiebre: Este síntoma se asocia a una infección producida por el cálculo.

En Clínica Lo Curro nuestro especialista determinará cuál es el tratamiento más adecuado para tratar la litiasis urinaria dependiendo del tamaño, composición y localización de éste.

En primera instancia, si los cálculos son de un tamaño diminuto el tratamiento consiste en medicamentos destinados a calmar el dolor y a permitir que sea expulsado por vía natural. Si el cálculo es de un tamaño tal que no puede ser eliminado en forma natural o el dolor es constante y el cálculo no se expulsa, el médico optará por otras medidas para extraerlo o pulverizarlo.

Entre las recomendaciones generales para eliminar el cálculo naturalmente es la ingesta abundante de líquidos, fundamentalmente agua. Se deben evitar los excesos alimentarios que contengan nutrientes que originen algunos de los compuestos de la litiasis.

En Clínica Lo Curro se brindará una atención personalizada en el diagnóstico y tratamientos de patologías como:infertilidad masculina, incontinencia urinaria, varicocele, importencia sexual, cálculos renales, vesicales o uretrales, entre otros.