Cirugía General

Onicocriptosis

La “uña encarnada” u onicocriptosis o es una enfermedad que afecta con mayor frecuencia al dedo gordo del pie (o hallux), pudiendo también afectar a los otros dedos. Consiste en una herida crónica que produce infecciones a repetición y un crecimiento exagerado del tejido alrededor de la uña, lo que causa dolor y dificultad para caminar y usar zapatos. Se produce por factores anatómicos del dedo y de la uña (bordes de la uña muy curvos), mala ténica de corte, excesiva humedad en el pie y uso de un zapato inapropiado; el borde de la uña produce una herida en el dedo, la piel alrededor de la uña se inflama y usualmente se infecta. Todo esto causa dolor y, frecuentemente, la aparición de un granuloma, lo que impide el corte apropiado de la uña por lo que el borde que no se corta se transforma en un verdadero espoló que rompe el dedo a medida que la uña crece, generando así un círculo vicioso.

Para evitar que la uña se encarne es fundamental modificar la técnica de corte: ésta debe cortarse recta, de tal forma que los bordes sobresalgan hacia la parte anterior del dedo. Debe evitarse el uso de un zapato estrecho y la humedad excesiva en el pie, especialmente al practicar deporte.

En la etapa en la que lo que predomina es la infección, se trata con antibióticos y antiinflamatorios. Una vez controlado el cuadro agudo el tratamiento dependerá de cuan avanzada esté la enfermedad. No debe sacarse la uña ya que la nueva presentará, probablemente, el mismo problema.

•Casos leves: puede ser tratada con un alzamiento ungular simple: se coloca una mota de algodón que separa el borde de la uña del dedo.

•Casos moderados: se hace un alzamiento de la uña bajo anestesia local, ya que es necesario despegar el borde y, habitualmente, extirpar el granuloma. Se instala una guía de silicona bajo la uña para permitir que ésta crezca sin dañar el dedo, y se mantiene entre tres y cinco semanas. Mientras tanto se puede realizar una actividad física prácticamente normal.

•Casos severos: el borde está tan incrustado en el dedo que se requiere cortar los bordes de la uña y eliminar la zona que los fábrica (matríz), transformándola en una uña más angosta y plana. Aquí se debe abrir el dedo y también cortar la piel que ha crecido a los lados. Requiere de reposo por, al menos, cinco días.

El equipo médico de esta especialidad cuenta con la capacitación y experiencia necesaria para realizar estas intervenciones de manera eficiente y confiablidad. Asimismo la infraestructura de nuestra Clínica ofrece excelentes estándares de seguridad.