Cirugía Maxilofacial

Implantología

Éstos buscan rehabilitar a un paciente que ha perdido piezas dentarias por diferentes razones como accidentes o enfermedades, a través de un implante de titanio ubicado en el hueso. Posterior al período de oseointegración, que es de 4 meses, se rehabilita mediante una corona de porcelana sobre este implante.

Someterse a un implante oseointegrado trae beneficios para el paciente permitiéndole acceder a una mejora estética y en la función masticatoria.

En aquellas personas con prósis parciales o totales (desdentados) termina con el uso de los retenedores metáicos y adhesivos protésicos utilizados para asegurar la prósis.

El tratamiento variará dependiendo del tipo de implante (uno, varios o todos los dientes), y de la salud del paciente. Respecto a la duración de los implantes son diferentes las variables que participan: la salud general del paciente, higiene oral, controles, variaciones anatóicas individuales y un diseño apropiado de la rehabilitación correspondiente.

Según los estudios, una vez producida la osteointegración, los implantes pueden permanecer por muchos años teniendo en consideración los factores antes señalados.

Los estudios estadísticos indican que al cabo de 10 años el porcentaje de éxito es de un 96% aproximadamente, es una cifra que se puede estimar como superior a otros tratamientos odontológicos convencionales.

Nuestro equipo de especialistas se encargarán de prevenir, diagnosticar y tratar enfermedades con una atención integral y la mejor tecnología para el bienestar de cada paciente.